Ejemplos de metáfora

Publicado el: 05 Ene 2017 por Ruben, guardado en: Educación

Cuando hablamos de metáforas, hablamos de las expresiones o términos que nos permiten hablar o definir en un sentido figurado. Son fáciles de entender cuando las explicamos mediante ejemplos, algo que hacemos a continuación, con los Ejemplos de Metáfora.

metafora

Las metáforas

Las metáforas son descripciones de algún elemento por medio de analogías y transmisión de atributos de aquello que se está definiendo a otro elemento distinto. La palabra metáfora proviene del griego y significa “trasladar. En este artículo verás algunos ejemplos de metáforas que te ayudarán a comprender un poco mejor este concepto tan importante en la literatura.

Cuando hablamos de metáfora solemos hacerlo en el contexto de la literatura, tal y como vamos a ver en lo siguientes ejemplos a continuación, pero también podemos encontrar que muchas conversaciones en la “vida real” o de la calle, suelen emplear metáforas.

Las metáforas y como se configuran:

Cuando elaboramos una metáfora, o nos encontramos con una en un texto o relato, suelen configurarse de tres modos.

  • Primero se estipula el que es término real o tenor, que será la palabra sobre la que en realidad se está hablando en la obra.
  • Luego viene el término imaginario, que el semejante que se utiliza en relación al término real.
  • Tercero tenéis el fundamento, que será la semejanza entre las dos palabras anteriores.

Así, cuando tenemos por ejemplo una metáfora como “Tu sonrisa es el sol”, el término real será “tu sonrisa” mientras que el “sol” sería el término imaginario, y el fundamento sería el brillo o la luz de esa sonrisa.

De este modo es relativamente sencillo que podamos hacer, o encontrar, metáforas de todo tipo en un texto literario, pero además podemos encontrarlas y decirlas cuando estamos en una conversación de nuestro día a día.

Imaginemos que tenemos por ejemplo una conversación con un amigo, y que nos duele mucho una muela, podemos decir “Tengo un dolor de mil demonios”. Donde el dolor sería el término real, el término imaginario sería “mil demonios” y el fundamento sería la sensación profunda de dolor que tenemos.

Tipos de metáforas:

Al margen de lo mencionado, en función de como se presenten, las metáforas pueden ser de cinco tipos:

  • Metáfora de complemento preposicional: Son las metáforas en la que uno de los dos elementos se encuentra unido al término imaginario mediante una preposición. Responde así a la fórmul A de B, como por ejemplo “Ojos de lucero”.
  • Metáfora pura: En esta desaparece el término real que es sustituido por el imaginario “Las perlas de tu boca” (donde se ha omitido el término real: dientes).
  • Metáfora aposicional: En esta metáfora no hay nexo o conexión entre los términos imaginarios y reales. Su fórmula sería A:B o B:A, como por ejemplo “Las palabras, palomas grises”.
  • Metáfora negativa: Incluyen un adverbio de negación. Corresponden a la fórmula no A, B “No es una película, es la vida real”.
  • Metáfora sinestésica: Una metáfora que nos permite describir la confusión de las sensaciones que se perciben por los sentidos del cuerpo, como por ejemplo “Suave melodía”.

La metáfora y el símil

Por otro lado, muchas veces puede que confundamos una metáfora con un término similar que se conoce como símil.

El símil se suele reconocer, y diferenciar de la metáfora, porque siempre que se utiliza cuenta con la palabra “como”; de este modo, un símil sería “Sus ojos son como el cielo azul”.

Además, el símil utiliza otros conectores como pueden ser: igual que, igual a, semejante a, así como…

En cambio en la metáfora suelen utilizarse se utilizan términos que sirven para que se sustituyan por otros con los que tiene cierto grado de semejanza.

Describe la confusión de las sensaciones percibidas por los diferentes sentidos del cuerpo. Un ejemplo sería “suave ruido” o “melodía colorida”.

Para que entendamos algo mejor en qué consisten las metáforas, nada como elegir ahora algunos ejemplos de la literatura y cotidianos que sin duda, os van a ayudar.

Ejemplos de metáforas en la literatura castellana

La literatura castellana es muy rica, y, por lo tanto, sirve perfectamente para localizar metáforas y otros recursos estilísticos. A continuación, te muestro algunos ejemplos de metáforas:

* Capítulo XIII de Don Quijote de la Mancha: En este capítulo se describe a Dulcinea mediante varias metáforas. Por ejemplo, para referirse a que es rubia, se dice que “sus cabellos son de oro”, para hablar de la belleza de sus cejas, se dice que “son arcos del cielo”. También se dice que “sus ojos son soles” y que “sus dientes son perlas”.

* Coplas por la muerte de su padre, de Jorge Manrique: En esta colección de poesías encontramos los siguientes versos: “Nuestras vidas son los ríos / que van a dar en la mar / que es el morir”. En esta famosa metáfora, cargada de belleza, se muestra una clara relación entre “vida” y “río” y “mar” y “muerte”. Con ello, Manrique consigue transportar al lector la sensación de movimiento en la vida, de cómo pasa el tiempo, desde el nacimiento, hasta la muerte.

*El tiempo es oro: Una metáfora que solemos utilizar muchísimo. Del tipo Simple o Pura y que tiene que ver con el hecho de darle valor al tiempo. Es tan valioso que es como si fuera oro.

*Navega por internet: Seguro que lo has dicho en más de una ocasión sin pensar que estabas utilizando una metáfora. En realidad, no estamos navegando por la red sino que lo que hacemos es “desplazarnos” por internet.

*Voz de terciopelo: Una metáfora de complemento preposicional que solemos utilizar cuando nos referimos a una persona que tiene una voz muy suave.

*Ríos de lágrimas: Otra metáfor de complemento preposicional que se relaciona a cuando lloramos muchísimo.

*No es el infierno, es la calle: Metáfora sinestésica que nos permite definir una realidad, la “calle”, como algo terrible, “el infierno”

Espero que estos ejemplos de metáforas te hayan servido para entender un poco mejor qué son las metáforas y para qué sirven. Es importante conocerlas ya que se trata de una de las figuras literarias más importantes de todos los tiempos (tienen más de 2000 años de antigüedad) y, conociéndolas, se puede disfrutar mucho más de la poesía.

Artículos de interés:

Ejemplos de juegos de palabras

También te puede interesar:

Deja un Comentario

*

*