Belleza, Ciencia y Salud

Conoce qué son y cuáles son los mejores tratamientos para las arañas vasculares y las venas reticulares, según nuestros expertos.

Las arañas vasculares y las varices son uno de los principales motivos de visita a nuestro centro porque, aunque no suelen ser graves ni perjudiciales para la salud del paciente, pueden afectar al aspecto de las piernas. De hecho, muchas personas afirman sentirse modestas o avergonzadas cuando usan ropa corta o trajes de baño debido a los cambios en estos vasos sanguíneos. En este artículo te damos las claves para deshacerte de ellos de forma eficaz y segura.

¿Qué son las arañas vasculares?

Las arañas vasculares, también conocidas como telangiectasias, son venas pequeñas y dilatadas que aparecen cerca de la superficie de la piel. Las causas de las arañas vasculares pueden variar y suelen incluir una combinación de factores genéticos, hormonales y ambientales. Algunas de las causas comunes de las arañas vasculares son:

  1. Predisposición Genética: La genética desempeña un papel importante en la aparición de arañas vasculares. Si tienes antecedentes familiares de venas varicosas o arañas vasculares, es más probable que también las desarrolles.
  2. Envejecimiento: A medida que envejecemos, nuestras venas pueden debilitarse, lo que puede contribuir a la formación de arañas vasculares.
  3. Cambios Hormonales: Los cambios hormonales pueden afectar el tono muscular y la elasticidad de las paredes de las venas, lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar arañas vasculares. Esto es especialmente común durante la pubertad, el embarazo y la menopausia.
  4. Embarazo: Durante el embarazo, los cambios hormonales y el aumento del volumen sanguíneo pueden ejercer presión sobre las venas, lo que puede conducir a la dilatación y la aparición de arañas vasculares.
  5. Factores de Estilo de Vida: La obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo y estar de pie o sentado durante períodos prolongados pueden aumentar el riesgo de desarrollar arañas vasculares.
  6. Exposición al Sol: La exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV) del sol puede dañar la piel y los vasos sanguíneos, lo que puede contribuir a la formación de arañas vasculares, especialmente en personas con piel clara.
  7. Lesiones o Traumatismos: Lesiones o traumatismos en la piel pueden dañar los vasos sanguíneos y causar la formación de arañas vasculares en la zona afectada.
  8. Presión Abdominal: La obstrucción venosa debido a la presión abdominal, como la que se produce con estreñimiento crónico, tos crónica o tumores abdominales, puede contribuir al desarrollo de arañas vasculares en las piernas.

Es importante tener en cuenta que las arañas vasculares pueden ser más una preocupación cosmética que un problema médico grave, pero en algunos casos pueden causar molestias, como picazón, ardor o sensación de pesadez en las piernas. Si estás preocupado por la aparición de arañas vasculares o experimentas síntomas relacionados, es recomendable consultar a un médico o dermatólogo para obtener evaluación y tratamiento adecuados.

¿Qué es el tratamiento con luz azul para las venas?

El tratamiento con luz azul para las venas generalmente se refiere a la terapia con láser de luz pulsada intensa (IPL, por sus siglas en inglés) o terapia láser específica que utiliza longitudes de onda de luz en el espectro visible, incluida la luz azul, para tratar las venas visibles en la superficie de la piel, como las arañas vasculares y las venas varicosas.

La luz azul, junto con otras longitudes de onda de luz utilizadas en la terapia láser, funciona mediante la absorción selectiva por parte de la hemoglobina en la sangre de las venas. La luz láser se dirige a las venas objetivo, calentando y coagulando la sangre dentro de ellas, lo que eventualmente lleva al colapso de la pared de la vena. Con el tiempo, el cuerpo reabsorbe el tejido tratado, reduciendo la apariencia de las venas no deseadas en la piel.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento con láser para las venas visibles puede requerir múltiples sesiones para obtener resultados óptimos, y la eficacia del tratamiento puede variar según la gravedad y el tipo de venas tratadas, así como las características individuales de la piel y la salud general del paciente.

Es fundamental buscar la orientación de un dermatólogo o especialista en medicina estética para determinar si el tratamiento con láser de luz azul es adecuado para ti, así como para discutir los posibles riesgos, beneficios y expectativas del procedimiento. Además, es esencial seguir las recomendaciones post-tratamiento para maximizar los resultados y minimizar cualquier riesgo de efectos secundarios o complicaciones.

¿Qué es la insuficiencia venosa crónica?

La insuficiencia venosa crónica (IVC) es un problema circulatorio que resulta de la incapacidad de las venas para devolver adecuadamente la sangre desde las extremidades inferiores al corazón.

El resultado de la dificultad para transportar la sangre por las venas es su acumulación en las piernas, provocando hinchazón, hormigueo, sensación de pesadez en las piernas y calambres nocturnos. En este caso, las arañas vasculares van al menos acompañadas de venas reticulares.

¿Qué son las venas reticulares?

Las venas reticulares, también llamadas varices reticulares, son venas verdes dilatadas que se encuentran más profundas que las arañas vasculares y, por lo tanto, no siempre son visibles a simple vista.

Tienen forma de cuerda retorcida y son más gruesas que las telangiectasias. Aunque son causantes de pesadez en las piernas y otros síntomas en las extremidades inferiores, como calor, hormigueo o calambres, lo cierto es que no son motivo de preocupación a menos que aumenten de calibre y alteren la laxitud de la piel. . En este caso estamos ante varices troncales, mucho más graves desde el punto de vista clínico.

Los mejores tratamientos para las arañas vasculares y las venas reticulares.

Antes de iniciar cualquier tratamiento vascular de las piernas, es importante realizar un buen estudio previo y completar una minuciosa historia clínica para evitar complicaciones o malos resultados del tratamiento. Asimismo, es necesario un examen físico cuidadoso para que un especialista en cirugía vascular pueda descartar varices de gran tamaño o una posible insuficiencia de la vena safena.

Por este motivo, un especialista puede prescribir una ecografía Doppler, ya que algunos problemas vasculares no son visibles a simple vista. La ecografía Doppler es una prueba no invasiva que ayuda a detectar cambios en la función de las válvulas venosas, coágulos sanguíneos, obstrucciones, defectos estructurales en los vasos sanguíneos, dilataciones anormales…

Después del primer examen, el cirujano vascular puede determinar la extensión de la vena cava inferior y diseñar a medida el mejor tratamiento para las arañas vasculares y/o las venas reticulares.

A la hora de eliminar arañas vasculares y venas reticulares, según la experiencia de nuestro centro una de las mejores opciones es combinar la escleroterapia de las venas de mayor tamaño con un láser de neodimio o Nd-Yag para eliminarlas. Venas de araña.

Escleroterapia para varices o venas reticulares

La escleroterapia implica el uso de una aguja de calibre muy fino para infiltrar un líquido o espuma endurecedor en las venas dilatadas. El efecto previsto de este agente químico es fibrosis de los vasos sanguíneos anormales y cerrarlos hasta que se reabsorban y desaparezcan, redirigiendo así el flujo sanguíneo a través de las venas no dilatadas.

Este tipo de escleroterapia es eficaz en las pequeñas varices y las pequeñas ramas que dependen de ellas, y el número de sesiones dependerá del número de vasos sanguíneos a tratar.

La escleroterapia es un tratamiento médico no quirúrgico que se realiza de forma ambulatoria y sin anestesia. Los efectos secundarios son raros y generalmente leves, y aunque los pacientes pueden volver a su vida diaria inmediatamente, se recomienda seguir algunas recomendaciones, como abstenerse de realizar ejercicios demasiado extenuantes, movimientos bruscos, correr, saltar, etc. durante unos días.

Asimismo, los pacientes deben usar medias de compresión durante una o dos semanas según las indicaciones del especialista y esperar varias semanas antes de su próximo tratamiento. Durante este periodo se puede observar una mejora significativa de las finas venas visibles bajo la piel desde la primera sesión. Estos avances se notarán en los barcos más grandes en las próximas semanas.

Tratamiento con láser para las arañas vasculares

El tratamiento preferido para las arañas vasculares no es la escleroterapia sino el láser vascular. La razón es que estos vasos sanguíneos anormales se encuentran en las capas más superficiales de la piel y tienen un diámetro mucho más pequeño, lo que los hace más difíciles de perforar.

La luz emitida por el láser tiene afinidad por la hemoglobina, la proteína que da a la sangre su característico color rojo, por lo que puede fotocoagular las más pequeñas arañas vasculares hasta hacerlas desaparecer. Dependiendo de su tamaño y expansión se requerirán una o más reuniones.

Tratamiento con láser para arañas vasculares.

Como ya hemos comentado, es muy común que las arañas vasculares aparezcan junto con las venas reticulares. Debido a que el tratamiento óptimo para cada cambio vascular es diferente, nuestro centro prefiere una combinación de escleroterapia y láser para obtener resultados óptimos.
Sin embargo, los pacientes deben tener en cuenta que el aspecto final de la piel se puede observar varias semanas después del tratamiento. Durante este periodo, como ocurre con otros tratamientos con láser, se requiere un distanciamiento total de la radiación solar y de las máquinas de bronceado artificial. Por lo tanto, el otoño y el invierno son las épocas más convenientes para realizar estos tratamientos con láser porque los riesgos son más fáciles de evitar.

Los especialistas en tratamiento de varices del Servicio de Cirugía Vascular del Grupo Pedro Jaén recomiendan acudir a una cita de valoración para planificar el tratamiento y gestionar el seguimiento de la evolución, además de tratar los problemas venosos más graves, si los hubiera. Previa consulta o ejecución de un ecodopler.

Consejos para evitar arañas vasculares y varices

Hemos analizado los mejores tratamientos para las arañas vasculares y las venas varicosas, pero hay un paso que debes considerar antes de llegar a ese punto: la prevención.

Si bien existen algunos factores hormonales o genéticos sobre los que no podemos influir, lo cierto es que existen algunos hábitos saludables que pueden ayudar a mejorar el reflujo, lo que puede ayudar a prevenir la aparición de las antiestéticas arañas vasculares y varices:

Limite el uso de ropa demasiado ajustada para mejorar la circulación.

Realice actividad física con regularidad para mejorar la salud cardiovascular y fortalecer los músculos de las piernas responsables de bombear la sangre venosa desde las extremidades inferiores al corazón.
Trate de no sentarse ni cruzar las piernas durante largos períodos de tiempo todos los días. Para quienes permanecen mucho tiempo sentados, las pautas recomendadas son levantarse del asiento, mover pies y tobillos, dar algunos pasos….
Evite el estreñimiento siguiendo una dieta rica en frutas, verduras y fibra.
Eleva las piernas cuando notes hinchazón o pesadez.

Comments are closed.

Close Search Window