Ciencia y Salud, Deportes

Fascitis plantar: causas y tratamientos más eficaces

La fascitis plantar es una lesión común entre los corredores y es causada por la inflamación de la fascia plantar, un tejido fibroso resistente que corre a lo largo de la planta del pie y se adhiere al calcáneo (hueso del talón) y a las raíces de los dedos. La fascia plantar ayuda a mantener el arco del pie y es esencial para la biomecánica adecuada del pie al caminar.

Cuando se coloca peso sobre el pie, como al estar de pie, caminar o correr, aumenta la presión sobre la fascia plantar. Con el tiempo y el uso excesivo, la fascia pierde algo de elasticidad, lo que puede provocar irritación durante las actividades diarias.

Esta lesión afecta principalmente a corredores de fondo y a deportistas que participan en carreras de fondo y montaña, donde el impacto y el rozamiento con el terreno es más severo. También puede afectar a corredores con mala técnica de carrera o desequilibrios musculares.

Razón

La fascitis plantar puede tener muchas causas. Desde el aumento de los niveles de actividad, la estructura o forma del pie, la superficie sobre la que caminas o corres, la técnica de carrera y el exceso de peso. Con menos frecuencia, puede estar asociada con otras afecciones, como lupus o artritis reumatoide.

El uso de zapatos que no calzan bien también puede ser una causa, ya que los zapatos con suelas demasiado blandas o que no brindan apoyo pueden provocar lesiones.

Otra causa menos común puede ser la discrepancia en la longitud de las piernas, lo que puede provocar una distensión del tendón de Aquiles y de la fascia plantar.

Síntoma

Los síntomas de la fascitis plantar incluyen dolor en el talón que generalmente empeora por la mañana o después de un período de inactividad pero mejora con la actividad o el calentamiento. La afección puede empeorar después de una actividad prolongada o extenuante y es más probable que ocurra cuando se está descalzo o con zapatos con poco soporte.

El diagnóstico de fascitis plantar se basa en un examen físico y un historial médico. La gente suele creer erróneamente que los espolones calcáneos son la única causa del dolor en el talón, pero en realidad son la reacción del hueso a la tracción de la fascia plantar y otros músculos del pie.

Tratamiento

aliviar fascitis

El tratamiento para la fascitis plantar puede incluir estiramientos y fisioterapia, terapia con hielo, medicamentos antiinflamatorios, inyecciones, aparatos ortopédicos y, en casos graves, cirugía.

La fisioterapia para la fascitis plantar está diseñada para reducir el dolor, restaurar el rango de movimiento de la articulación del pie y el tobillo, identificar posibles anomalías biomecánicas, mejorar la flexibilidad de las extremidades inferiores y cambiar la forma de caminar o correr. Una técnica eficaz para aliviar el dolor crónico es la terapia con ondas de choque. Las ondas de choque tienen propiedades analgésicas y pueden reparar daños más rápidamente. Por tanto, es una de las técnicas preferidas para tratar el dolor de talón provocado por la fascitis plantar.

Carmen Vigo, fisioterapeuta del Hospital Clínico de Valladolid, recomienda modificar el entrenamiento: “Hay que hacer entrenamientos menos intensos en terreno blando, al menos hasta que la lesión mejore”.

Las nuevas zapatillas para correr también pueden ayudar a mejorar las lesiones. Buscar modelos con soporte adecuado para el arco y suelas resistentes puede ayudar a prevenir lesiones.

La duración del tratamiento depende del momento de aparición de los síntomas y de la intensidad del dolor; es probable que los atletas de alto nivel requieran un tratamiento más prolongado. De todos modos, si los síntomas persisten, es importante buscar atención médica para determinar un plan de tratamiento adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window