Ejemplos de quiasmo

Publicado el: 07 Dic 2016 por Ruben, guardado en: General

Una de las figuras literarias quizás más desconocida para los lectores, es la del quiasmo que analizamos ahora y de la que os damos ejemplos muy concretos. Esta figura se basa en repetir estructuras gramaticales con el fin de poder imaginar un sentimiento o imagen en relación a lo que leemos. Veamos a continuación cuáles son los ejemplos de quiasmo.

quiasmo

Qué es el quiasmo

Cómo ya he dicho al comienzo, el quiasmo es una figura literaria que se basa en la repetición de estructuras gramaticales para lograr que el lector evoque un sentimiento o imagen. Se trata de un paralelismo que añade la característica de que los elementos a repetir, aparecen en dos órdenes opuestos, como si hubiese un espejo en medio.

De hecho lo más claro para entenderlo es decir que consiste en intercambiar el orden de los elementos de dos secuencias de modo que podamos elaborar una imagen en nuestra mente a través de lo que leemos.

El quiasmo siempre realizará una repetición de frases o términos iguales, aunque de un modo cruzado y además, conservando una simetría. Al cruzar los términos produce el que le prestemos mayor atención al concepto o idea que se nos transmite y que podamos además entenderlo con mayor profundidad e incluso, visualizarlo o llevarnos a un pensamiento abstracto sobre lo que estamos leyendo.

Para saber identificar un quiasmo, quizás lo más fácil será enumerar los elementos y comprobar si se invierten y se cruzan en el mismo párrafo.

Hagamos una enumeración de 1-2-3/3-2-1- y entenderemos este ejemplo que vemos a continuación:

1: Me desperté. / 2. Tomé un libro. / 3. Empecé a leer. / 3. Terminé de leer. / 2. Dejé el libro. / 1. Me dormí.

El quiasmo se expresaría, entendiendo la frase: “Me desperté, cogí un libro y empecé a leer, al acabar de leer, dejé el libro y me dormí”.

Por otro lado, hay veces, en las que el quiasmo contrapone ideas contradictorias que conducen al mismo fin, como podemos mostraros con esta redondilla de Francisco de Quevedo a modo de ejemplo:

“Ojos [los de una dama], yo no sé qué espero,viendo cómo me tratáis,pues si me veis, me matáis;y si yo os miro, me muero”.

El quiasmo como retruécano

Además de lo que os estamos explicando de un tipo de quiasmo que se conoce como retruécano o conmutación, que consiste en cruzar las funciones sintácticas de las palabras, pero posee las características del quiasmo. Es decir, es una figura literaria, que se encuentra dentro de la categoría de repetición, y que nos permite reorganizar los elementos de una oración de modo distinto en otra, para así cambiar el órden de modo que queden invertidos y su sentido sea contrario al que tenían en la primera.

Dentro de los muchos ejemplos de retruécanos podríamos decir: “Hay muchas personas que son pobres aunque merecen la riqueza, mientras que otras son ricas y merecen la pobreza”.

De este modo, en la frase mostrada, las palabras de  “pobres” y “ricos” intercmabian su posición para constituir así un quiasmo del tipo retruécano.

Puede parecer complicado de entender, pero, en realidad, es muy sencillo. A continuación te lo explicamos otros ejemplos de quiasmo con los que te quedará claro.

Ejemplos de quiasmo en el castellano

Uno de los ejemplos más claros que he encontrado pertenece al poema “Verano” de Manuel Machado, que dice:

Frutales

cargados,

dorados

trigales

Puede verse esa repetición a la inversa. Se trata de un sustantivo, un adjetivo, otro adjetivo y un sustantivo. Como si entre el tercer y el cuarto verso hubiese un espejo.

Sin embargo, el quiasmo puede llevarse más allá, y cargarlo de un significado mucho más profundo. A continuación te muestro ejemplos de quiasmos que alteran el significado de las oraciones, con lo que se convierten en retruécanos:

Muchos de los que viven merecen la muerte. Muchos de los que mueren merecen vivir”.

En esta frase de Tolkien, se puede ver como se repite la estructura sintáctica, pero con el orden a la inversa. Pero, además, el significado de la segunda frase es opuesto a la primera. Esto genera un contraste muy elegante en la literatura.

Nótese que, cuando el significado de la segunda oración no se altera especialmente, se trata de un quiasmo simple. Cuando dicho significado sí se ve afectado, hablamos de un retruécano. En ambos casos debe darse la repetición a la inversa de la estructura sintáctica.

Otros ejemplos serían estas frases:

“Cuando busco recordar no recuerdo, pero en ocasiones recuerdo sin buscarlo”.

En este quiasmo nos damos cuenta como existe un intercambio del orden. La figura literaria resalta que si hacemos un esfuerzo al recordar algo pero si se hace un esfuerzo para recordar algo, no vamos a lograrlo. En ocasiones, sin embargo, los recuerdos aparecen en la mente aunque no hagamos un esfuerzo para ello.

“Tú puedes quitar al patriota del país pero no puedes sacar al país del patriota”.

El quiasmo expresa que puedes sacar a un patriota de un país, pero el sentimiento que tiene por este no abandona al patriota.

“Ni son todos los que están, ni están todos los que son”

Sin duda una frase que todos hemos dicho y seguramente no sabíamos que era un quiasmo. Su expresión tiene que ver que faltan entre las personas personas presentes, y tampoco los que están representan al conjunto que es en realidad.

Veamos más ejemplos:

-“Cuando tenía hambre no tenía comida y ahora que tengo comida no tengo hambre”

-“No preguntes lo que tu país puede hacer por ti, pregúntate lo que tú puedes hacer por tu país”

-“Tanto monta, monta tanto”.

-“Todos dieron algo pero, algunos lo dieron todo”.

-“La humanidad debe poner fin a la guerra o la guerra pondrá fin a la humanidad”.

-” Mujer, eres llamarada. Llamarada eres, mujer”.

-“Tanto respeto, inclinaciones tantas mostraban copas y almas abatidas”… (Diego de Hojeda, La Cristiada.)

-“Que hable néctar y que ambrosía escriba” (Luis de Góngora)

-“Necesitamos vivir simplemente para que otros puedan simplemente vivir”. (Mahatma Gandhi)

Espero que estos ejemplos de quiasmo te hayan servido para comprender un poco mejor qué son y para qué se usan, ya que es una de las figuras literarias más utilizadas, y es necesario saber identificarlos.

Artículos de interés:

Ejemplos de Gradación

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un Comentario

*

*