Ejemplos de personificación

Publicado el: 26 Ago 2016 por Ruben, guardado en: General

La personificación (a veces también llamada prosopopeya), es una figura estilística (no solo literaria), mediante la cual se dota de atributos humanos a animales o elementos inanimados. A continuación te muestro algunos ejemplos de personificación, con los que te quedará completamente claro el concepto.

personificacion

Ejemplos de personificación

Pese a que la personificación es un recurso muy ampliamente utilizado en las fábulas, donde los animales adquieren cualidades humanas, lo cierto es que, tal y como demuestran los siguientes ejemplos de personificación, se trata de un recurso habitualmente utilizado incluso en el habla común:

* “La naturaleza es sabia”: En este dicho popular se le atribuye la cualidad de la sabiduría, propiamente humana, a la naturaleza, que es un concepto abstracto.

* “Las estrellas nos miraban / mientras la ciudad sonreía”: Las estrellas no miran, ni las ciudades sonríen. En esta rima de P. del Castillo, se hace uso de la prosopopeya.

* “Vetusta, la muy noble y leal ciudad […]”: En este fragmento de La Regenta, de Clarín, se está personificando a la ciudad, que no puede ser ni noble ni leal, puesto que son características humanas, no de seres inanimados.

* “El árbol, con sus manos, peinaba a su novia sauce”: Este es un ejemplo muy bueno de personificación. Los árboles no tienen ni manos ni cabellos, tampoco pueden tener novia, y tampoco pueden realizar acciones tales como peinar. Sin embargo, gracias a la prosopopeya, esta frase nos evoca una imagen bella y nítida al mismo tiempo.

 

Como puede verse, la personificación es un recurso estilístico muy frecuente, tanto en el arte como en el habla cotidiana. Es por ello que conviene conocerlo y saber identificarlo, para poder disfrutar completamente de cualquier conversación o lectura. Espero que con estos ejemplos de personificación te haya quedado más claro qué son y para qué se utilizan.

También te puede interesar:

Deja un Comentario

*

*