Ejemplos de kaizen

Publicado el: 09 Sep 2016 por Ruben, guardado en: General

Toda empresa quiere mejorar, crecer y perdurar en el mercado, ninguna quiere irse a la quiebra obviamente, es decir que las compañías que piensan de una forma productiva siempre están en busca de mejoramiento continuo, este concepto es el significado de los ejemplos de Kaizen, es una nueva metodología o estrategia empresarial se basa en MCCT (mejora continua hasta la calidad total), esta filosofía es más que una técnica de producción, es un sistema utilizado a nivel mundial en casi todos los sistemas de producción industrial.

slide_18

El lema de los mayores ejemplos de Kaizen es “hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy”; su interpretación es simple y eficaz, simplemente siempre se pueden hacer mejor las cosas. Esta mentalidad de origen japonés da a lugar a la excelencia en la producción, ya que mejora los procesos continuamente para optimizar la producción, esta filosofía dicta que no debe haber un día sin realizar alguna mejora en el proceso. Durante mediados del siglo XIX en el continente asiático gracias a grandes estadísticos militares se fueron familiarizando con un entrenamiento aplicado en las industrias americanas denominado TWI (training within industry traducido como entrenamiento con la industria), con el firme propósito de fines militares y de guerras.

 

Sin embargo, los empresarios y todos los encargados de los procesos industriales asimilaron rápidamente estas nuevas metodologías y las transformaron en lo que hoy en día se conoce con su milenaria filosofía de superación y hoy en día conocida como ejemplos de Kaizen, gracias a estas estrategias industriales y las mejoras considerables en la calidad en general, el país asiático fue posicionado entre los primeros a nivel mundial en el ámbito de economía.

Esta gran metodología de calidad no sólo es aplicada al proceso de producción en las empresas, también es empleado para mejorar sus estrategias organizativas y así obtener mejores resultados. Todo esto partiendo del principio de que el tiempo es el mejor indicador para la eficiencia, apartándose de la oportunidad de la actitud competitiva sólo se centra en optimizar los procesos al reconocer y suprimir los desperdicios o acciones innecesarias en la empresa.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un Comentario

*

*