Ejemplos de ironía

Publicado el: 27 Oct 2016 por Ruben, guardado en: General

La ironía es una figura literaria en la que se intenta dar a entender lo contrario de lo que se está diciendo. Por extensión, se aplica a cualquier circunstancia discursiva que hace uso de este recurso, aunque su origen sigue estando en la literatura. Por su naturaleza, es una de las figuras literarias más difíciles de utilizar con habilidad. A continuación te mostraré algunos ejemplos de ironía con los que te quedará completamente claro el concepto.

ironia

Ejemplos de ironía

La ironía puede dividirse en varios tipos. Con los siguientes tipos de ironía te quedará completamente claro:

* Sarcasmo: Se busca insultar al otro mediante la alabanza irónica. Por ejemplo: “¡Qué listo eres!”, cuando se quiere sugerir todo lo contrario.

* Asteísmo: Lo contrario de lo anterior. Por ejemplo: “Necesitas ver mundo” a un viajero (nótese que en realidad se está alabando al viajero por sus viajes).

* Antífrasis: Dar a algún elemento un nombre que indica cualidades contrarias. Por ejemplo: “Campeón”, cuando se le dice a un fracasado.

* Carientismo: Se basa en la burla mediante la expresión de algo que parece verdad. Por ejemplo: “Comieron una comida eterna, sin principio ni fin”, con lo que se está diciendo que no comieron nada.

* Clenasmo: Se basa en invertir los atributos de dos interlocutores. Por ejemplo: “Pobre Einstein con su corta inteligencia frente a tus grandes dotes intelectuales”.

* Mímesis: Imitar con burla al otro, incluso, a veces, con escarnio. Se considera una forma menos elevada de ironía.

Más ejemplos de ironía

Consiste en tratar de dar a entender lo contrario de lo que se dice mediante cierta entonación o mediante el lenguaje corporal. Uno de los ejemplos de ironía en el habla coloquial es el siguiente. Durante un programa de televisión se da la noticia de que fue encontrado baleado con 5 disparos en la cabeza. Uno de los espectadores realiza el siguiente comentario: ” es un asesinato”. A lo que otra de las personas que estaban allí presentes opinó, ante lo obvio de la afirmación del primero, expresa “¡Que Inteligente!, me sorprende su capacidad de deducción”.

ironía

La ironía no siempre resulta en tono de burla de los demás ni tampoco, ni tampoco resulta agresiva. Otro de los ejemplos de ironía es cuando una persona que debe ir al hospital para visitar a un pariente enfermo, puede realizar el siguiente comentario a modo de lamento: “Tengo un plan bastante entretenido para esta tarde”. Esta puede ser una frase de ironía menos agresiva. Puesto que la ironía más agresiva se denomina sarcasmo, por ejemplo: “No, no estas gorda, lo que pasa es que las demás están flacas”. Esta clase de expresiones supone una agresión que intenta discriminar y herir a la persona destinataria.

En el caso de la ironía como figura retórica podemos decir que se trata de una herramienta la cual permite a los autores expresando una cosa diciendo lo contrario.

Entre los muchos autores que se han valido de este recurso a la hora de escribir, podemos mencionar a William Shakespeare y Francisco de Quevedo. Sin embargo no hay duda que hay que señalar que hay muchos tipos de ironía:

  • La ironía trágica: se suele conocer también como ironía gramática, es muy propia de las historias antiguas, pero sin embargo muy presente en las obras del escritor Shakespeare. Era utilizada para el aumento de la intensidad en las situaciones que se consideraban como delicadas en determinadas obras en donde las palabras y acciones del personaje se presentan tan cerca para el lector, a pesar de contar un alto nivel de dramatismo, lo cual podría considerarse como absurdo para la realidad que vivimos hoy en día.
  • La ironía cómica: es la que está presente en las obras de carácter burlesco, en las cuales presenta una crítica muy popular, la cual contiene bufones y toda serie de personajes que ayudan a que la obra sea todo un éxito en el mundo de las obras cómicas con irónica cómica.

Espero que con estos ejemplos de ironía te haya quedado un poco más claro el concepto y para qué y cuándo se utiliza. Es importante ser capaz de captar las ironías, ya que, de lo contrario, uno puede perder matices importantes, ya sea en una conversación o en una lectura.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un Comentario

*

*