Ejemplos de impuestos indirectos

Publicado el: 16 May 2016 por Ruben, guardado en: General

Los impuestos indirectos son un tributo el cual es recaudado por el estado, un ente local o una región sobre el consumo, el derecho o un gasto, pero no sobre los ingresos o la propiedad. Los derechos de aduana que se aplican a las importaciones, los impuestos de carácter especial aplicados a las importaciones, los impuestos sobre la producción, a las ventas, al valor agregado o peajes de autopistas son algunos de los ejemplos de impuestos indirectos, ya que no se encuentran directamente vinculados a la renta del consumidor o adquirente.

Impuesto-300x224

Es por esto que los conductores de camiones, cuyo trabajo es llevar su camión de un destino a otro para llevar mercancía que va a negociar, les toca pagar cierta cantidad de dinero por el impuesto del uso de la autopista y posteriormente del negocio con la mercancía. Esto suele ser algo muy poco ventajoso para los negociadores de todo tipo de mercancía, ya que si desean concretar el negocio, deben pagar al estado cierta parte de dinero, el cual se recauda como un impuesto. Otro de los ejemplos de impuestos indirectos es cuando se pretende importar algún producto del exterior, se debe pagar cierto impuesto al estado para no tener inconvenientes con el negocio de la importación.

Mucha gente dirá que los impuestos indirectos son muy injustos, ya que le quitan mucha cantidad de dinero a los vendedores o a la gente que trabaja con mercancía y tiene que viajar para poder venderla y más aún más complicado si el viaje es a otro país, ya que abra que pagar derechos de importación. Como nos podemos dar cuenta, el hecho de trabajar con mercancía por citar solamente algún ejemplo o también en caso de que se compre un coche, siempre los impuestos no importan si sean directos o indirectos se manifestaran.

Los impuestos indirectos son aplicables sobre una manifestación, la cual es indirecta de la capacidad económica y gravan la producción y el consumo.

Una de las características que más representa a los impuestos indirectos es que no dependen para nada de las características personales del contribuyente, sino del producto en sí. Esto quiere decir que no repercuten de forma directa sobre la renta del contribuyente, sino sobre su consumo. Teniendo todo esto en cuenta, podemos decir que los impuestos indirectos sacan mucha más ventaja que los impuestos directos, ya que tienen como una especie de autonomía para el consumo.

También te puede interesar:

Deja un Comentario

*

*