Ejemplos de Humildad

Publicado el: 13 May 2016 por Ruben, guardado en: General

Cuando se habla de la humildad, se debe precisar que no sólo se trata de algo personal sino también de una actitud que tiene repercusión en la sociedad, y aunque cada persona tiene derecho a elegir su propia filosofía de vida y sus principios de actuación. La humildad es fundamental para tener una mejor calidad de vida, sin poderse decir que la soberbia sea considerado como uno de los ejemplos de humildad, es todo lo contrario es su antónimo se podría afirmar con facilidad.

Respect and pray on nature background

Es verdad que cualquier persona en algunos momentos puede sufrir de la mencionada soberbia. Pero, entre esas dos actitudes humildad y soberbia, la primera es la que siempre hará que cualquier individuo se sienta mejor consigo mismo y por tanto más feliz.

Para saber un poco más sobre este tema se debe precisar “Quién es humilde”  y esto va de la mano con algunos aspectos de la vida y cómo se comporta la persona en la sociedad, uno de los claros ejemplos de humildad es aquella persona que es consciente de sus virtudes y defectos, no sólo aquella que cree sólo tener virtudes, pues esto es erróneo todos tenemos un tanto de lo uno y de lo otro, por lo que es un paso importante para tener esta cualidad.

 

De la misma forma se puede decir que también es humilde, aquella persona que admite sus fallos y fracasos, sin que esto haga que se sienta mal o menos que otro, ya que se debe aprehender que no todos tenemos los mismos conocimientos o las mismas capacidades en diversos temas.

 

Otro de los ejemplos de humildad, es aquel que celebra sus éxitos sin sentirse más que otro, lo toma con calma y lo deja para si mismo, no es necesario que deba estar diciendo a todo el mundo lo que ha logrado o ha conseguido, todo esto es de la persona como persona singular.

 

Cuando una persona logra ser humilde, se puede afirmar con certeza que logra poner los pies en la tierra, se acepta el revés que se ha recibido y sobre todo se responsabiliza  de sus errores y encuentra una solución pronta y efectiva por medio de la tranquilidad.

 

La humildad es una actitud ligada a las ganas de aprender y al afán de superarse, sin necesidad de demostrar de cara a la galería que se es mejor que otro. Es la actitud del aprendiz que siempre debe estar conociendo nuevas cosas y siendo mejor sin límite alguno.

También te puede interesar:

Deja un Comentario

*

*