Ejemplos de filtradores

Publicado el: 30 Sep 2016 por Ruben, guardado en: General

Las especies más conocidas como las sensu Kellner llevan una forma de vida como ejemplos de filtradores de los crustáceos que son pequeños, los cuales tamizaban del agua de los ríos y lagos mediante el uso de sus numerosos dientes.

La arma que poseen estos animales para conseguir todo el espacio que necesiten, en orden a atrapar la luz, es su continuo y por ende rápido crecimiento frente a otras especies. Esta especie, aunque se encuentre entre las menos conocidas de mar, es una especie muy exótica, la cual sobrevive adaptándose a lo que encuentra en su hábitat o en su área de convivencia con otros organismos de los cuales les puede sacar el mayor de los provechos, ya que es una especie que se puede esconder muy bien de sus depredadores.

img_06

 

Los filtradores poseen un sistema desarrollado acuífero de poros, canales y cámaras, lo cual genera que se produzcan corrientes de agua, los cuales vienen provocados por el movimiento de unas células consideradas como flageladas y denominadas coanocitos.

En las aguas de la costa y otros sitios en donde la luz puede alcanzar el fondo, las diatomeas bentónicas fotosintetizadoras pueden proliferar de gran forma. Los invertebrados filtradores como los bivalvos y las esponjas dominan los fondos duros y arenosos.

De los filtradores se encuentran muchas especies, de determinadas características, formas, colores, cada especie con su aspecto particular y con las armas suficientes para sobrevivir dentro de su hábitat, por lo cual tratan de subsistir en cualquier lugar. Algunas de estas especies pertenecientes a los ejemplos de filtradores son: los pterosaurios, los rudistas, los autozoides, etc.

En resumen, estas especies tienen diferentes tipos de armas que utilizan para conseguir espacio, en orden para atrapar luz, es su rápido crecimiento frente a otras especies. De la gran variedad de especies filtradores hay que destacar que son organismos muy poco conocidos por el hombre, sin embargo, esto no quiere decir que pasen desapercibidos, ya que cuando vamos al mar los podemos ver presentes en algunos moluscos y si nos arriesgamos a bucear en aguas profundas, tal vez nos encontraremos con algunas de estas especies.

Lo más importante de todo es que hacen parte de nuestro planeta y como tal hay que cuidarlas para que no se extingan, antes por el contrario ayudar a que sigan con su hábitat y que siempre estén alejadas de las manos de depredadores, a no ser que sea para garantizar la cadena alimenticia.

También te puede interesar:

Deja un Comentario

*

*